Plan de Pensiones

Muchos en la actualidad, al tener una edad avanzada, y que se encuentran trabajando, ya próximos a la jubilación, se estarán preguntando ¿Qué es un plan de Pensiones?, de manera de estar claros a la hora de solicitarlo, o de hacer más fácil la tarea de efectuarlo.

Un Plan de Pensiones (PP), es una herramienta financiera de ahorros, el cual se perfila con la visión de jubilación, en donde el inversor o la persona a hacer efectivo el plan, realiza aportes periódicos, con el fin de disponer a futuro, de un capital al momento de la jubilación, también se emplea en caso de muerte o incapacidad laboral.  

Estos planes de pensiones, también se encuentran dentro de lo denominado Fondo de Pensiones, donde los gestores, invierten en una renta, que puede ser variable o fija, a fin de conseguir ganancias y rentabilidad en intereses, conforme a los ahorros depositados, por lo cual no se garantiza una rentabilidad inicial.

El plan de pensiones, también llamado Plan de Jubilación, está sujeto a inspección y supervisión de la Dirección General de Seguros y Fondo de Pensiones, cuyo órgano se encarga de controlar la solvencia y el funcionamiento de todas las entidades bancarias que ofrecen y comercializan los planes de pensiones.

Este organismo gubernamental, adscrito al Ministerio de Economía y Hacienda, también cuenta con gestores que monitorean y auditan, a las entidades financieras en cuanto a los activos, mobiliarios y valores financieros que posean estos fondos de pensiones y vigilan las entidades bancarias, ante los promotores, participantes y beneficiarios.

Ventajas y Desventajas de los Planes de Pensiones

Cabe destacar que el ahorro fiscal, es una de las grandes ventajas de los planes de pensiones, este se puede obtener entre el 52% y el 45% en el país Vasco. Todas las aportaciones en el tiempo que realiza el inversor, reducen la base imponible del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), del titular con algunas limitaciones.

La base liquidable del fondo, no debe ser negativa, es por ello que en el límite máximo de reducción, debe considerarse lo siguiente:

  • El importe realizado por el inversor, es decir, los depósitos realizados (El cual no debe exceder a 10.000 euros anuales hasta los 50 años, y a 12.500 euros anuales a partir de dicha edad).
  • El 30% de la suma total del rendimiento en el trabajo, y de las actividades económicas que el inversor perciba individualmente, y a partir de los 50 años, este porcentaje incrementará al 50%, todo dentro del ejercicio laboral.

Si el titular del Plan de pensiones fallece, los que hayan quedado como beneficiarios, no deben pagar tributo en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, sin embargo, el importe a recibir, está sujeto al IRPF conforme al rendimiento laboral.

La desventaja a presentar del Fondo de Pensiones, es la falta de liquidez, ya que todo lo aportado en el plan de pensiones, el beneficiario no podrá recuperarlo, hasta que no haya llegado el momento de la jubilación.

Ésta puede llegar a los 65 años o puede ser anticipada. A excepción en los casos de fallecimiento, enfermedad grave, paro alargado o invalidez laboral.

Aportes del Plan de Pensiones

Los aportes del plan de pensiones, a menudo suelen ser flexibles, tomando en consideración el importe, el tiempo y la forma del plan, El titular puede solicitar y realizar sus aportes de manera mensual, trimestral, semestral o anual, de acuerdo a las necesidades y a la planificación presupuestaria del titular.

Estas cuotas de acuerdo a la situación del inversor, se pueden reducir o suspender temporalmente, dependiendo el caso. Además el inversor puede realizar aportaciones especiales, si lo desea, por la cantidad que desee, con la condición que los ingresos desgravables en los planes de pensiones tienen un límite anual de 8.000 euros.

Cobro del Plan de Pensiones

De igual manera que las aportaciones, los cobros de los planes de pensiones son flexibles, el inversor una vez que cumpla con los requisitos de seguridad social, para su jubilación, es él que indica la manera de recuperar su inversión.

El cobro se puede hacer, mediante una renta financiera, cuyo importe y Periodo temporal la define el cliente, y que es abonada hasta la finalización del saldo acumulado. La otra manera es, por medio de la liquidación total del capital acumulado, se cobran todos los derechos acumulados de forma única.

El cobro de las pensiones también, puede anticiparse, en cualquiera de estos casos:

  • Fallecimiento del titular del fondo de pensiones, sea dentro del período de aportaciones o en el cobro de las prestaciones.
  • Incapacidad Laboral, total o permanente, invalidez grave, las cuales las determina el Departamento de Seguridad Social, conforme al régimen correspondiente.
  • Enfermedad Grave del titular, la cual debe ser acreditada por un Médico certificado de la Seguridad Social, o bien sea de una entidad médica concertada. Esta debe provenir de una dolencia física o psíquica que impida la capacidad laboral del titular, durante un periodo consecutivo de tres (3) meses.

Cabe destacar que esta incapacidad laboral, puede que requiera  una intervención quirúrgica, una cirugía mayor y posteriormente tratamiento clínico prolongado. A su vez esta dolencia traiga consigo, secuelas permanentes que puedan limitar o incapacitar la actividad laboral.

  • Pago de Larga duración: Sólo se emplea cuando el beneficiario esté inscrito en el INEM, y haya transcurrido un período de desempleo de más de 12 meses y no haya percibido ningún tipo de prestaciones contributivas.

Se el primero en recibir actualizaciones de las últimas noticias de Diario Bolsa

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.