Clases de tipos de interés

Por mucho tiempo has escuchado sobre los intereses, en el marco del mundo financiero, pero es muy posible qué desconozcas la información concreta en base a este indicador económico o financiero.

Por esta misma razón, te voy a enumerar las diferentes clases de tipos de intereses existentes en los mercados financieros.

Interés simple

El interés simple, representa una tasa o porcentaje que se aplica a un capital o patrimonio, que en teoría se mantendrá en el tiempo, esto quiere decir que, su valor real no se vera afectado por ninguna premisa o factor financiero.

Una forma menos técnica para definir el interés simple, es todo aquel interés o valor agregado en los cobros o pagos a un capital o valor específico y constante, por un tiempo específico o determinado previamente.

Este interés siempre se va a calcular sobre el mismo capital o valor inicial y nunca representará o fungirá como base de calculo para los intereses siguientes, así que, para expresar matemáticamente en una cuota, sería igual a “Capital + Intereses”.

Interés compuesto

El interés desde un punto de vista tiene la misma función que el interés simple y esta es la asignar un valor o precio a un monto en específico durante el transcurrir del tiempo, pero con la diferencia de que el interés calculado influye sobre los intereses del futuro.

Para explicártelo de mejor manera, el interés compuesto se diferencia del simple, porque, a medida que se van calculando los intereses mensualmente, estos pasan a ser parte de la base de cálculo para los interese futuros.

Desde un punto de vista financiero, este tipo de interés suele ser muy agresivo, ya que, el capital inicial, aunque siempre es el mismo, para el cálculo de los interese este varia de forma ascendente, generando un ciclo interminable de aumentos en la base de cálculo.

Para definirlo matemáticamente y una forma menos técnica el interés compuesto en una cuota sería igual a “Capital + interés” para el primer mes o nivel, pero para los siguientes meses sería así “(capital +interés) + interés”

Condiciones del interés (interés fijo y variable)

Desde un punto de vista financiero y en el marco de una operación bancaria, estos tipos de condiciones aplicadas a los intereses se presentan a menudo, generando asi, una variación constante en los cálculos o valores del futuro.

  • El interés fijo permanecerá con un valor constante durante el tiempo que se decida, es decir, aunque la tasa de interés comercial o la del mercado varié y si tu préstamo contiene la condición de interés fijos, los cálculos siempre se serán con el mismo interés.

Por ejemplo, si recibes un préstamos por “x” el cual debe ser pagado en 12 meses a un interés del 12%, durante los 12 meses siempre se utilizará el mismo porcentaje sobre el capital inicial.

  • Ahora si tu crédito posee la condición de interés variables, la situación puede convertirse en un arma de doble filo, ya que, que si en el mercado el interés tiende a variar de forma ascendente, a medida que pase el tiempo tus intereses irán incrementando.

Por ejemplo, si recibes un préstamo “X”, el cual debe ser pagado en 12 meses, pero a una tasa variables, los intereses de cada cuota, nivel o mes serán diferentes si el interés varió en el mercado.

Tipos de tasas de interés

Las tasas de interés se aplican de diferentes formas, durante diferentes períodos de tiempo, por esto es importante que sepas que tipo de tasa te están cobrando, también si los intereses se liquidarán al principio o al final del crédito.  

Las tasas de interés más usadas, son la tasa de interés nominal y la tasa de interés anual efectiva o equivalente.

Tasa de interés nominal

Esta tasa es de interés simple, y corresponde al porcentaje que se agregará al capital inicial como compensación durante un período de tiempo determinado, que no tiene que ser necesariamente un año.

Un interés nominal del 10% que se capitaliza semestralmente, significa que cada seis meses se liquidan los intereses al 5%. Si el interés nominal es del 12% y se capitaliza cada dos meses, significa que cada dos meses se liquidarán los intereses al 2%.

La tasa de interés nominal es numéricamente mayor cuanto más tiempo tenga vigencia el crédito: 12% anual, es lo mismo que 6% semestral, o 2% bimestral, o 1% al mes.  

Tipo de interés real

El tipo de interés real o tasa de interés real es el rendimiento neto que obtenemos en la cesión de una cantidad de capital o dinero, una vez hemos tenido en cuenta los efectos y las correcciones en la inflación.

Debemos tener en cuenta que el valor del dinero no es el mismo ahora que en el futuro, es decir, con una cantidad de dinero determinada, no podemos comprar lo mismo hoy, que dentro de 3 años.

Tipos reales y su relación con la economía

  • Tipos reales altos, para una economía en fuerte crecimiento y consumo desbordado. Se utilizarán políticas monetarias restrictivas y en momentos de descontrol de inflación.
  • Tipos reales bajos, para una economía que necesita reactivación. Se utilizarán en políticas monetarias expansivas.
  • Tipos reales negativos, para una economía en serie recesión. Los Bancos Centrales siempre han odiado de este tipo de situaciones. Que los tipos reales sean negativos significa que es más barato devolver un préstamo que la apreciación del bien que hemos comprado con ese préstamo. Mantener durante mucho tiempo esta situación de manera innecesaria puede, a la larga, provocar burbujas especulativas de incierto resultado final.

Se el primero en recibir actualizaciones de las últimas noticias de Diario Bolsa

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.