Clasificación de los mercados financieros

“El mercado financiero es la plataforma de funcionamiento de un Sistema Financiero, el mecanismo a través del cual se efectúan las compras y ventas de los activos financieros, dicho de otra manera, son los derechos que adquiere una persona natural o jurídica para obtener unos ingresos a futuro por parte del emisor  de dichos activos”.

Estos pueden ser clasificados atendiendo a diversos criterios, de acuerdo a ello  los podemos distinguir así:

A su funcionamiento

Según la actividad del mercado se pueden considerar los siguientes:

  • Mercados directos: Son aquellos en los cuales los canjes de activos financieros se realizan directamente entre un solicitante y un oferente sin la participación de un intermediario.
  • Mercados directos con actuación de un bróker: En este caso participa un intermediario y entre ambas partes contratan a un agente autorizado para acordar las negociaciones.
  • Mercados Intermediados: En este tipo de mercado existe un intermediario financiero, cuya función es actuar como un eslabón entre las partes de las distintas operaciones del mercado. Como ejemplos de este caso podemos mencionar las entidades bancarias, mercados de títulos y compañías de seguro.

Quizás te interese:


A los activos financieros negociados en el mercado

  • Mercados monetarios: Negocian principalmente activos a largo plazo. Se caracterizan principalmente por el bajo nivel de riesgo y la gran liquidez como consecuencia del volumen y frecuencia de las operaciones. Los bancos, las cajas de ahorro y las administraciones públicas son algunos de los que intervienen en este tipo de mercado.
  • Mercados de capitales: Es un mecanismo esencial para el crecimiento económico de un país. En ellos se negocian activos financieros cuyo vencimiento es a mediano y a largo plazo y que involucra un riesgo mayor. En ellos figuran la bolsa de valores y mercados donde se comercializa activos de renta fija pública y privada.

A la intervención de las autoridades  en los mercados

  • Mercados libres o no regulados: Son aquellos donde los activos financieros se dan de acuerdo a la participación que hay  entre la oferta y la demanda, es decir, los precios se manejan independientemente. Esta directriz predomina principalmente en la mayoría de los mercados.
  • Mercados regulados: Este tipo de mercado es contrario al no regulado, es decir, está sometido a disposiciones legales. En ella intervienen las autoridades públicas donde controlan el suministro, precio y la producción de una actividad comercial.

A la fase de negociación de los activos

  • Mercados primarios: Se caracterizan por activos financieros de nueva creación, es decir, donde se efectúa al público la venta de activos o instrumentos financieros  recién emitidos y la ofrecen a los inversionistas por primera vez. Ejemplos: emisión de bonos corporativos y gubernamentales, la cotización por vez primera en la bolsa de una empresa, etc.
  • Mercado secundario: Se negocian activos financieros que ya fueron emitidos en una primera oferta pública o privada, solo cambia el titular. En este tipo de mercado las operaciones no contribuyen a nuevas inversiones sino a darle movilidad a dichos activos. Un ejemplo de ellos es la bolsa de valores.

Al grado de formalización y concentración

  • Mercados organizados: En ellos, las operaciones financieras están sujetos a normas y reglas concretas para su funcionamiento e implica una regulación donde se especifica el tipo de activo a negociar, la fecha de vencimiento y el precio. Al estar regulados, se encuentran controlados por la cámara de compensación que es el ente que vigila todas las transacciones.
  • Mercados no organizados: Son llamados también no descentralizados o mercado OTC, en estos casos las transacciones no están sujetas a ninguna reglamentación, motivo por el cual no hay cámara de compensación, por lo tanto no hay intermediarios que regulen las operaciones ni espacio físico de negociación. Todas las condiciones se fijan libremente entre las partes.

Al grado de eficiencia

  • Forma débil: Los precios reflejan la información comprendida con respecto a los precios pasados.
    • Forma semifuerte de eficiencia: Muestra toda la información comprendida en los precios pasados  y la actual.
  • Fuerte de eficiencia: Muestra toda la información relevante disponible y se ajusta de forma instantánea a la nueva información.

Se el primero en recibir actualizaciones de las últimas noticias de Diario Bolsa

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.