¿Qué es una especulación y una inversión en el mercado financiero?

En este artículo queremos hablarte sobre la especulación. Su definición y función en nuestra economía, es cada vez mayor, debemos tener en cuenta y muy bien elaborado un plan de contingencia, a fin de hacerle frente a la especulación, y poseer distintas opciones financieras.

Vamos a definir el término, Especulación, que bien sería “un conjunto de acciones y operaciones tanto financieras como comerciales, las cuales se destinan a obtener un beneficio económico, basado en la exclusividad de la variación en el tiempo de los precios en el mercado”.

El especular incluye cualquier inversión, en todos los tipos de mercados, inclusive un mercado de inversiones, sean productos, activos materiales, bienes, servicios o activos financieros, se realiza sin ningún tipo de control sobre estos activos, y obviamente repercute en la inversión.


Quizás te interese:


El término también existe en las entidades financieras, denominado “Financiación especulativa”, y no es más que aquella inversión que se realiza en los activos y no se garantiza su retribución y mucho menos la seguridad de la fluidez en el retorno del activo, además la rentabilidad de ese activo y su beneficio tampoco se asegura.

Pero… ¿Es necesaria la Especulación?

La definición de ganar o perder está bastante clara en la Especulación, el movimiento de capitales y la inversión en el mercado financiero, genera tanto ganancias como pérdidas, y mucho más cuando se invierte en la bolsa. Es por eso que los movimientos especulativos no siempre presentan rentabilidad.

En la actualidad, en el mercado español, se le señala directamente a la especulación, como la causante de los grandes problemas y males económicos, que traen consecuencias perjudiciales sobre el empleo, el crecimiento económico y las inversiones financieras.

Pero dentro de todo proceso especulativo, se encuentra la necesidad, que algún inversor asuma las primas de riesgo y/o todos los riesgos definidos e inherentes en cualquier operación económica, y se evidencia luego en la pérdida o ganancia de dinero.

Pongamos un ejemplo claro: Si un agricultor ya posee un terreno para cosechar, pero las condiciones climatológicas, ponen en riesgo el cumplimiento de sus pedidos, al igual que considerar a evaluar nuevas zonas de cultivo, puede no afrontar la responsabilidad de los riesgos.

Estos riegos puedan acarrear pérdidas en las inversiones de un nuevo terreno, donde las condiciones del suelo, ponen en juego su productividad. Posiblemente vender anticipadamente la cosecha a un fondo inicial de inversión puede ser una vía de producción.

Pero esto afectaría directamente al mercado, dado que se requeriría de un inversor, el cual incrementa el precio de venta del producto, tomando en consideración los posibles riesgos de pérdida, convirtiéndolo en un especulador.

La Especulación: Un Factor de riesgo Impredecible

Lo que puede definirse, después de analizar en el contexto la definición de Especulación, es el riesgo dentro de los activos, el cual genera fluctuaciones en el mercado a futuro, tanto como favorecer como para perjudicar al inversor, por ello algunos gobiernos recrean políticas económicas a fin de controlar y regular la especulación y los movimientos de capitales y financiación.

En realidad si se regula severamente los controles en el mercado financiero, las repercusiones afectan directamente los costes reales y la liquidez de las empresas y los inversores. Dado que el impulso de la economía es el dinero, sus inversores y tenedores, son los que deben decidir qué hacer con el mismo, los riesgos no deben ser inoculados sino ser asumidos voluntariamente.

La Especulación y la Bolsa de Valores:

Es de bien saber, que el establecimiento de un mercado de valores, propiamente dicho, en países de bajo desarrollo económico, es bastante complicado, tomando en consideración que la poca productividad de las empresas, la consolidación nula de las mismas, aunada a la gran capacidad del mercado, no establecen las medidas para su implementación, fortalecerlo y hacerlo perdurable en el tiempo.

Dado que Especular es toda aquella operación, en la cual se busca obtener lucro a corto plazo, el sistema de Bolsa de Valores es una función económica, que permite vislumbrar de manera rápida la posibilidad de crecimiento en la inversión a corto plazo, sólo si la demanda y la oferta del momento son rentables.

La participación de los diferentes protagonistas, en las bolsas de valores, buscan un beneficio propio a corto plazo, por lo cual que al igual que la inflación, la especulación es un fenómeno que data de tiempos inmemoriales.

Podemos entonces definirla como un conjunto de beneficios económicos que se basan en las variaciones de los precios de un producto y este a su vez beneficia el completo desarrollo de un mercado de valores, a lo cual todo consumidor está acostumbrado. Por lo tanto muchas veces, el alza de los precios de los productos no son atribuibles a la inflación, sino muchas veces a la especulación.

¿Y la inversión qué es?

Benjamin Graham lo define muy bien, que bien manifiesta que “una operación de inversión es aquella que, tras un análisis exhaustivo, promete seguridad para el principal y un adecuado rendimiento”

Por tanto, estamos hablando de las dos caras de la moneda, si la especulación tiene un grado de incertidumbre, la inversión no, dado que se basa en un análisis importante previo, ofrece seguridad en la inversión y por supuesto, genera buenos rendimientos.

Pero volvemos a lo mismo, las inversiones tienen su grado de incertidumbre, ya que ningún mercado puede asegurarte el retorno de lo generado.

¿Es posible invertir sin especular?

No, de todo lo mencionado anteriormente, es difícil realizar una inversión sin un grado de especulación, pero siempre podemos reducir el grado de incertidumbre o minimizar los riesgos, para ello se pueden seguir los siguientes métodos:

  • Inversiones en empresas de fácil valoración con un histórico de ingresos constantes y predecibles
  • Realizar un análisis de la empresa, sus elementos, su equipo humano, su influencia, todo lo que pueda servirte de apoyo para tomar referencias.
  • Especializarse en un tipo de inversión hasta lograr adquirir mayor experiencia y así poder realizar inversiones más agresivas o importantes.

Se el primero en recibir actualizaciones de las últimas noticias de Diario Bolsa

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.